© 2024 Aspen Public Radio
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations
La misión de Aspen Public Radio es proporcionar noticias e información de confianza a todos los oyentes del valle Roaring Fork. Estamos trabajando para ofrecer más noticias en español a nuestra comunidad publicando aquí historias oportunas. Los servicios de traducción los proporciona Global Language Services.

Una cuadrilla de bomberos exclusivamente femenina en el oeste de Colorado abre el camino a más mujeres en la extinción de incendios forestales

You can find an English-language version of this story here.

Con el inicio de la temporada de incendios en Colorado, las agencias locales, estatales y federales se esfuerzan por reclutar bomberos forestales para responder a las peligrosas llamas y prevenirlas.

Aunque es un trabajo difícil, muchos bomberos dicen que es gratificante hacer un trabajo que les mantiene al aire libre y marca una diferencia positiva.

La extinción de incendios forestales es una carrera dominada por hombres, pero hay una tripulación en el oeste de Colorado que quiere cambiar eso.

El viernes 31 de mayo, Raechelle Seil se prepara para empezar su jornada laboral, sacando la motosierra y otras herramientas junto a un impresionante montón de ramas y maleza.

“Antes de esto trabajaba en una oficina, y enseguida descubrí que odio los trabajos de oficina”, dice Seil. "Así que empecé a buscar algo más al aire libre... Sabía que quería hacer algo físico. Quiero hacer algo al aire libre".

En lugar de estar atrapada en una oficina, está haciendo senderismo por terrenos escarpados, creando cortafuegos y manteniendo los barrios a salvo de los desastres naturales. Es ayudante de jefe en una cuadrilla de bomberos forestales, una cuadrilla formada íntegramente por mujeres.

Esta cuadrilla de desarrollo es el resultado de una asociación entre el Western Colorado Conservation Corps (Cuerpo de Conservación del Oeste de Colorado (WCCC, por sus siglas en inglés)), la Oficina de Gestión de Tierras y el Servicio Forestal de EE. UU. diseñada para conseguir que más mujeres ocupen puestos de trabajo en incendios forestales. El Servicio Forestal calcula que hasta el 87% de sus bomberos de incendios forestales son hombres.

Lathan Johnson es subdirector de incendios de la BLM y de la Unidad Interagencial de Gestión de Incendios del Alto Río Colorado. Ayuda a coordinar la cuadrilla femenina de bomberos y dice que el programa tiene un doble beneficio: las agencias federales consiguen realizar un importante trabajo de reducción de combustibles antes del pico de la temporada de incendios y su mano de obra empieza a parecerse un poco más a la sociedad en su conjunto.

“Cada vez que estoy trabajando, ya sea en incendios forestales o en algo que estamos haciendo aquí en la oficina, me parece que tener esa diversidad de género contribuye a tener un mejor equipo”, dijo en una entrevista con Aspen Public Radio.

Cuando el programa esté completo, dijo, todas las mujeres estarán certificadas para luchar contra los incendios forestales para las agencias federales, y habrán completado toda la formación que necesitan para entrar en el campo.

Durante las últimas semanas, esta cuadrilla ha estado eliminando la vegetación de roble y otras plantas de la colina situada detrás de la subdivisión de Red Dog, a la sombra del monte Sopris. Recogen la vegetación en grandes montones, que serán quemados a finales de este año.

“Cuando tienes vegetación o suelo frescos, básicamente si hay algún incendio en marcha o algo parecido, es mucho más difícil que el fuego salte eso, porque no está seco, no tiene hojas, no es nada de eso”, dijo Seil para explicar la estrategia de prevención de incendios que hay detrás del trabajo del equipo.

Pero tiene otros beneficios, más allá de reducir el riesgo de incendios forestales en una zona residencial: ayuda a mantener los corredores de vida salvaje a través de la zona, y hace que las plantas que quedan sean más sanas.

Mientras Ellie Zaher ayudaba a Seil a despejar parte de la vegetación colina arriba de la pila de quema, dijo que cuando el equipo no está en el campo, está recibiendo orientación, como ayuda con sus currículos y consejos sobre qué trabajos de temporada deberían solicitar.

Expresó que es especialmente significativo cuando viene de mujeres que llevan trabajando en incendios mucho más tiempo que las aprendices.

“Todos nos apoyan tanto y quieren que haya más mujeres en el mundo de los bomberos”, dijo. "Están tan contentos de que tengamos este programa y cada uno de ellos sigue mostrándonos, como, lo que debemos empacar y lo que debemos esperar. Aprecio mucho eso porque no todo el mundo está dispuesto a hacerlo".

La pila quemada se hizo mucho más grande en la hora o así que el equipo llevaba trabajando allí, con una de ellas aplastándola con todo su peso, de vez en cuando.

Es un trabajo difícil que requiere una buena condición física: las mujeres trabajan largas jornadas transportando pesadas cargas por terrenos escarpados, a veces creando sus propios senderos para hacerlo. A menudo acampan cerca de sus lugares de trabajo, en lugar de poder dormir en camas.

Eva Heller, otra ayudante del jefe de cuadrilla, explicó que es gratificante ver los resultados de su labor, y hace que las partes duras del trabajo merezcan la pena.

“Siento que realmente hago una diferencia aquí y que hago algo significativo, lo cual es tan, tan asombroso”, dijo. “Y esa es probablemente mi parte favorita del trabajo, aparte de trabajar con toda esta gente maravillosa”.

Tras el último día de trabajo conjunto de la cuadrilla, se dispersarán y se unirán a diferentes cuadrillas tradicionales de extinción de incendios a lo largo y ancho del oeste de Colorado.

El WCCC, la BLM y el Servicio Forestal estiman que alrededor del 80% de las mujeres que han participado en el programa en años pasados terminan trabajando en la lucha contra incendios al menos durante la siguiente temporada, y muchas continúan su carrera en el ámbito de recursos naturales.

En las entrevistas de salida y los comentarios de los directores de programa, a menudo atribuyen parte de su éxito a haber tenido la oportunidad de aprender el trabajo en un entorno acogedor. Es algo que Raechelle Seil agradece.

“Usar todas estas herramientas más grandes y toda esta maquinaria y cosas así y no sentirte juzgada y no sentir que eres inferior” dijo. “Es muy, muy agradable sentirse realmente apoyada y cuidada.”

Esta noticia fue traducido en Español por Convey Language Solutions.

Caroline Llanes is a general assignment reporter at Aspen Public Radio, covering everything from local governments to public lands. Her work has been featured on NPR. Previously, she was an associate producer for WBUR’s Morning Edition in Boston.