2022 Aspen Public Radio
APR20_webHeader_SpringVersion4
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
La misión de Aspen Public Radio es proporcionar noticias e información de confianza a todos los oyentes del valle Roaring Fork. Estamos trabajando para ofrecer más noticias en español a nuestra comunidad publicando aquí historias oportunas y a través de una colaboración con la emisora de radio en español, Radio La Tricolor. Los servicios de traducción los proporciona Global Language Services.

Aumenta el volumen de llamadas a las líneas telefónicas de crisis, pero los médicos del Aspen Hope Center se esfuerzan por resolverlas

IMG_2508.JPG
Halle Zander
/
Aspen Public Radio
Karmen Pittenger, médico de crisis, responde a una llamada telefónica en el Aspen Hope Center el martes. Pittenger ha trabajado en el centro durante más de 8 años ayudando a personas en crisis.

You can find an English-language version of this story here.

Las líneas telefónicas de crisis en Colorado han visto aumentar el volumen de llamadas desde que comenzó la pandemia de COVID-19 a principios de 2020.

Aspen Hope Center, una organización sin ánimo de lucro que atiende a personas en crisis entre

Aspen y Parachute, cuenta con 11 empleados formados como clínicos de crisis y siete que trabajan en esta función a tiempo completo.

Jillian Standley es una de las clínicas del centro.

"Lo primero que haría es asegurarme de que están a salvo, es decir, que no van a hacerse daño", dijo Standley. "Así que sólo determinar lo que podemos hacer para apoyar a esta persona. Si son suicidas, tomaríamos las medidas para determinar en qué punto se encuentran y hacerles una evaluación".

Según Standley, no todos los que llaman a la línea de atención telefónica están en riesgo de suicidio y los que llaman no siempre están seguros de si sus problemas constituyen o no una crisis.

Pero Standley y sus compañeros clínicos comparten el mismo sentimiento: si estás en tu momento más bajo y necesitas apoyo, ellos estarán ahí para ti.

"Algunas personas sólo llaman para pedir recursos o para conectarse", dijo Standley. "Nosotros no determinamos lo que es una crisis para otra persona".

Durante sus turnos de 24 y 48 horas, los clínicos hacen mucho más que responder a las llamadas de crisis entrantes.

Además del papeleo y las sesiones informativas, también hacen un seguimiento de ciertas personas que han llamado en las 24 horas, los dos días, las tres semanas y los tres meses posteriores.

Si un clínico atiende diez llamadas en un día, es posible que tenga que hacer 40 llamadas de seguimiento en las semanas y meses siguientes.

A medida que aumenta el volumen de llamadas, el trabajo se incrementa exponencialmente.

IMG_2525.JPG
Halle Zander
/
Aspen Public Radio
El lunes, Kenny Sanders realiza una entrevista de ingreso con un cliente en la recepción del Aspen Hope Center. Sanders transfiere las llamadas a los clínicos de crisis que están de guardia y responde a las preguntas de las personas que llaman sobre los recursos y la terapia.

Michelle Muething es la directora ejecutiva del Aspen Hope Center.

Muething dijo que los clínicos también hacen visitas en persona cuando quien llama presenta una cierta cantidad de riesgo para sí mismo o para otra persona, y el número de esas evaluaciones de alto riesgo también ha aumentado en el último año.

"De 2019 a 2021, hubo un aumento del 137% en las evaluaciones para niños que tenían 11 años o menos", dijo Muething. "Luego hubo un aumento del 64% en las evaluaciones de crisis entre los 12 y los 18 años. Así que nuestros adolescentes, según nuestros datos, no están bien."

Si bien los jóvenes lo están pasando especialmente mal, los datos del Aspen Hope Center muestran que los adultos también tienen dificultades.

El informe anual del centro señala que hubo un aumento del 28% en las evaluaciones de alto riesgo para personas de treinta años.

Muething señaló que esta categoría constituye el grupo de padres de algunos de los niños de 11 años y menores, y los aumentos paralelos reflejan una dinámica familiar.

Mia King es otra de las clínicas de crisis del Hope Center.

Tras más de dos años de pandemia, ella y los demás clínicos están cansados.

"Es un reto porque en una crisis no se puede planificar nada", dijo King. "A veces tenemos semanas seguidas, de vez en cuando meses seguidos, en los que cada turno es realmente intenso".

King lleva dos años en el centro, pero pronto lo dejará para volver a su ciudad natal, Nueva Orleans.

Y no tiene previsto volver a trabajar en la gestión de crisis de inmediato.

Los compañeros de King también consideran que el trabajo es agotador.

Karmen Pittenger dice que no duerme del todo bien.

"Duermo con un ojo y una oreja abiertos y con el teléfono en la cama", dijo Pittenger. "Eso no es un sueño reparador".

Otra compañera, Kelly Cooper, dijo que cuando está sola en un turno, las exigencias que compiten pueden ser abrumadoras.

"Hemos ido a escenas de muchas situaciones realmente difíciles", dijo Cooper. "Y entonces recibimos llamadas de las escuelas donde los niños son suicidas, y estamos recibiendo llamadas del hospital. Todo el mundo dice: '¿Por qué no puedes estar aquí ahora mismo? Y tienes que priorizar y gestionar realmente el caos".

Según Pittenger, el valle de Roaring Fork puede ser especialmente duro para los nuevos residentes.

"Llegas aquí y tienes un problema de salud mental subyacente", dijo Pittenger. "Y entonces estás trabajando con una comunidad desafiante que viene aquí a visitar y explorar y divertirse. Y vuelves a casa, a tu estudio, y tienes problemas para pagar el alquiler. Se convierte en algo abrumador. No tienes sistemas de apoyo, no tienes familia. Es un lugar difícil".

Cooper está de acuerdo, sobre todo en comparación con su anterior trabajo en Boulder.

"He visto muchos más suicidios aquí en Roaring Fork, más suicidios consumados e intentos muy serios", dijo Cooper. "Definitivamente, ya sabes, menos trabajadores y más llamadas, así que es difícil".

Antes de marzo de 2020, King dijo que los que llamaban ya estaban luchando con cosas como enfermedades mentales, vivienda y abuso de sustancias, pero la pandemia lo hizo mucho peor.

"Simplemente se añadió esta nube gris realmente pesada sobre todo el mundo", dijo.

La directora ejecutiva, Michelle Muething, dijo que están trabajando para contratar a todas las personas con experiencia que puedan para aliviar parte de la presión.

Desde el comienzo de la pandemia, el centro ha perdido a 6 médicos, algunos por problemas de alojamiento y dificultades con el exigente horario.

Pero también han contratado a 12 nuevos empleados en toda la organización para llenar el vacío y dar cabida a algunos de sus nuevos programas.

Pittenger es una de las clínicas de crisis más antiguas del Aspen Hope Center, con más de 8 años a sus espaldas, mucho más que cualquier otra persona.

"Creo que soy una persona con agallas y no mucha gente tiene agallas", dijo Pittenger. "Así que si las tienes, lo más probable es que seas un buen clínico de crisis".

Pittenger dijo que el Programa de Estabilización Intensiva, en el que los clínicos y terapeutas trabajan con las personas en persona y por teléfono cuatro veces al día durante un período de tres a diez días, la mantiene motivada.

"Puedes ver un cambio físico en alguien. Parecen una persona completamente diferente", dice Pittenger. "Ver esa progresión... la nube de la depresión se levanta, la ansiedad se estabiliza, es un proceso hermoso de ver y poder caminar al lado de alguien durante ese período es un honor".

A pesar del agotamiento y de las constantes interrupciones del sueño, Pittenger y los demás clínicos de crisis siguen animando a la gente a tender la mano.

"Cuando hay una conexión, hay responsabilidad", dijo Pittenger. "Y si estás conectado con alguien... puedes expresar cómo te sientes. Porque, admitámoslo, todo el mundo está luchando estos últimos años. Nadie está libre de la lucha".

Si alguien está sufriendo y no sabe a quién recurrir, los médicos están de acuerdo en que nunca deben dudar en llamar.

Halle is an award-winning journalist and the All Things Considered Anchor for Aspen Public Radio. She has been recognized for her work by the Public Media Journalists Association and the Colorado Broadcasters Association. Before she began working full-time with Aspen Public Radio in September 2021, Halle was a freelance broadcast journalist for both Aspen Public Radio and KDNK. Halle studied environmental analysis at Pitzer College. She was an educator at the Aspen Center for Environmental Studies and at the Andy Zanca Youth Empowerment program, where she taught youth radio and managed a weekly public affairs show.