Listen Live

Sajari Simmons Habla Sobre El Trabajo A Largo Plazo Que Se Requiere Para Eombatir El Racismo

Jun 17, 2020

Sajari Simmons está animando a la gente a pensar en cómo podrían abordar el racismo desde un punto de vista que vaya más allá de la protesta. "Esto no es sólo eso. Esto es sólo un componente", dijo. "Hay mucho más que podemos hacer para ayudar a crear un impacto, educar y apoyar."
Credit Alex Hagar / Aspen Public Radio

An English-language version of this story can be found here.

Las protestas en contra el racismo y la brutalidad policial aumentaron a cientos de personas en Aspen el fin de semana pasado. Se planean más manifestaciones para el sábado y el domingo por la mañana en el parque Wagner.

Las residentes del Valle de Roaring Fork, Jenelle Figgins y Sajari Simmons, cofundaron el nuevo grupo de apoyo Roaring Fork Show Up y han organizado las protestas.

Simmons dice que ahora es el momento de pensar en qué otros pasos se pueden dar para abordar el racismo sistémico que más allá de la participación en manifestaciones.

"Desearía que la gente ya estuviera sosteniendo conversaciones más amplias sobre la forma tangible en que podemos tratar de sanar lo que le ha sucedido a los estadounidenses negros durante cientos de años", dijo.

Simmons dijo que la opresión de los negros americanos ha sido lo que nadie quiere ver aunque se tenga el problema delante de uno.

"Creo que es hora de asumir la responsabilidad de entender y reconocer que la opresión no es un secreto. Hagamos el trabajo en vez de pretender que las cosas son algo que no son."

¿Qué crees que tenemos que reconocer aquí en el Valle de Roaring Fork, que es un lugar tan privilegiado en muchos sentidos?

Veo la oportunidad de un desafío que se puede abordar en formas saludables. El Valle de Roaring Fork ha sido capaz de darse una palmadita en la espalda por no ser tan racista, o no tener problemas con la policía, pero en última instancia no hay suficientes negros aquí para siquiera probar eso.

Y pensando en eso, ¿cómo llegó a ser así precisamente? Bueno, es la opresión sistémica mezclada con el privilegio de los blancos y la fragilidad de los blancos. Ser capaz de dar la bienvenida a los negros americanos en el Valle de Roaring Fork de una manera que los haga sentir como en casa y que les haga sentir que quieren quedarse, esto diría mucho a favor de dar el siguiente paso, de ser integrador y de hecho poder tener otras voces en posiciones influyentes porque ellos estarán disponibles. No está bien decir, "Oh, bueno, no están por aquí". Tenemos que preguntarnos, ¿por qué es así?

¿Qué medidas a largo plazo hay que tomar más allá de las protestas en sí?

Dado que esto es tan incómodo para todos, tal vez necesitamos, en lugar de evitarlo, intentar buscar formas en que podemos sentirnos incómodos. Eso en realidad nos ayuda a prosperar. Y creo que el simple hecho de buscar nuevas maneras de crear un diálogo con los demás, pero teniendo una meta tangible al final, puede ser una idea para practicar durante esos momentos incómodos.

¿Cómo han sido las últimas semanas para ti mientras dirigías este movimiento aquí en el Valle?

Quiero decir, es bastante intenso. Creo que si podemos ayudar a escoger una forma de fomentar la igualdad de condiciones, no se siente tanto como si fuéramos sólo nosotros porque sabemos que, para que eso suceda, se necesita que estemos todos juntos.

Así que, aunque pareció que [Jenelle y yo] tuvimos que ser las que despertamos a la gente, definitivamente no se siente que tengamos que ser las únicas en hacer esto.

La traducción al español de esta historia es posible gracias a una subvención del Fondo de Ayuda de Emergencia para el Periodismo de la Iniciativa de Noticias de Google.